Audi SQ5 TDI

Audi SQ5 TDI

                  

Ha nacido el primer Audi TDI que incorpora la letra “S” que identifica a los modelos deportivos de la marca de Ingostdat. Se trata de un Q5 y recibe el nombre de SQ5. Aun no sabemos el precio que tendrá en España en su lanzamiento, previsto para el primer trimestre de 2013, aunque si tomamos como referencia los 58.500 € del mercado alemán, calculamos que costará entre los 63.000 y los 65.000 €.

El propulsor diesel, un 6 cilindros en “V” de 3 litros de cilindrada, es el mismo que ya rueda en el A6.  Entrega 313 caballos de potencia, con un par motor de 650 Nm, disponibles desde lo más bajo del cuenta-revoluciones. Pura fuerza bruta al alcance del acelerador. El motor incorpora dos turbocompresores de diferente tamaño dispuestos en línea. A bajas revoluciones únicamente funciona el pequeño, ya que el de mayor tamaño permanece desconectado gracias a un sistema de válvulas. Cuando el vehículo se revoluciona y adquiere velocidad, comienza a sumar sobre-presión y a trabajar en unión con el pequeño. Si seguimos ganado velocidad y revolucionando el motor, el de menor tamaño deja de actuar y todo el peso recae sobre el grande. 

De esta manera entrega una potencia constante entre las 3.900 y las 4.500 rpm, aunque su potencia de pico y su par máximo  los alcanza entre las 1.450 y las 2.800. Su sistema de inyección “Common Rail” alcanza una presión máxima de 2.000 bares. La velocidad máxima esta limitada electrónicamente a 250 Km/h, y pasa de 0 a 100 en tan sólo 5,1 segundos, con un consumo medio homologado de 7,2 litros cada 100 kilómetros. Estas cifras las consigue gracias a la tecnología “Start & Stop”, a una bomba de aceite regulada y a la nueva gestión térmica del propulsor.

Se trata de un propulsor muy suave y elástico,  y bastante silencioso. Para conseguir un bramido más deportivo cercano al de sus hermanos “S” de gasolina, se ha integrado un actuador en el escape que modula el sonido de este diesel “subido de tono”. Lleva asociada una transmisión automática “Tiptronic” de convertidor de par de ocho relaciones. La dirección electromecánica es de nuevo cuño, más sensible y eficiente, y además existe la posibilidad de montar una dirección dinámica y transmisión variablr con el sistema de conducción “Audi Drive Select”. La suspensión es deportiva y hace descender la carrocería 30 mm respecto al resto de la gama. Incluye de serie tracción integral Quattro y un sistema de frenado selectivo en curva denominado “Torque Vectoring” que permite un paso por curva mucho más rápido.

                  

Si lo comparamos con el BMW X3 xDrive 35d, hay diferencias considerables: es más barato, ya que se puede adquirir desde 60.500 €, y aunque tarda 7 décimas más en alcanzar los 100 km/h desde salida parada, consume 1,1 litros menos a los 100 kilómetros.

Su estética le diferencia claramente del resto de la gama. Es más agresiva, con unos paragolpes más abultados, parrilla “Singleframe”  exclusiva de barras dobles en gris platino, un pequeño alerón en el techo, cuatro salidas de escape y los conocidos retrovisores delanteros pintado en color aluminio. Las llantas de serie son de 20 pulgadas con diseño de 5 radios, aunque en opción se pueden montar unas de 21. La carrocería está fabricada en aceros de alta resistencia, y se puede vestir con dos colores exteriores que son exclusivos para este modelo, denominados “Azul Estoril” y “Negro Pantera”

El interior del nuevo SQ5 incluye todos los elementos propios de la gama “S” de Audi. Destaca por los asientos deportivos tapizados en napa perla y alcántara, que en opción pueden estar tapizados totalmente en cuatro tonalidades de cuero. En la consola, las molduras de las puertas y en el salpicadero se podrán elegir inserciones decorativas en aluminio cepillado, “Carbono Atlas”, lacado brillante negro o una combinación de aluminio/madera Beaufort negro. El volante deportivo es específico, el pomo del cambio de marchas y los pedales son de aluminio. 

                  

Está claro que el futuro es eléctrico y pinta en verde. Nadie lo discute. Pero mientras tanto podemos disfrutar de “caprichitos” como el SQ5, todo un carácter de gasóleo que sin despeinarse puede sacarle los colores a más de cuatro deportivos.

 

Galerías Fotográficas:

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados