Opel Adam

Opel Adam

                 

El nuevo benjamín de Opel se llama Adam, y viene a integrarse en el elitista grupo de los vehículos urbanos, con un estilo propio de lo más “cool”. Parece haber sido creado para darle un jugoso bocado al pastel que actualmente se reparten el Mini y el Fiat 500, pese a los tímidos esfuerzos del Audi A1 por formar parte de este festín. Las primeras unidades se entregarán a partir del próximo mes de enero.

De tamaño similar al Agila, pero más pequeño que un Corsa, mide 3,70 m de longitud, se presenta con carrocería de tres puertas y está homologado para cuatro ocupantes. 

Hay tres niveles de equipamiento denominados JAM, que es informal y colorista; GLAM, más elegante y sofisticado, y SLAM, deportivo y enérgico. Las llantas pueden elegirse entre 15 y 18 pulgadas. Además, una inacabable lista de combinaciones, colores, accesorios y equipamiento y tecnologías Premium propias de segmentos superiores favorecen una personalización casi ilimitada que potencian un estilo audaz y seductor. 

El Opel Adam está disponible con dos motores, un 1.200 de 70 CV y un 1.400 i con dos potencias: 87 y 100 CV, todos ellos asociados a una caja de cambios manual de 5 velocidades y que pueden montar como opción el paquete tecnológico ecoFlex, que incluye el sistema de arranque y parada automático Start & Stop. Está prevista la comercialización de una versión con un propulsor de gasolina de pequeña cilindrada dotado de inyección directa y turbocompresor que montará una transmisión de 6 etapas. 

El techo puede ir pintado en 3 tonalidades distintas,  y como opción, su parte interior emula un cielo estrellado en tecnología LED. Puede montar un sistema que enlaza la mayoría de los “smartphones” con el centro multimedia del coche, disfrutando en la pantalla de 7 pulgadas de la consola central de todos nuestros contenidos y descargas de internet. 

El chasis se ha diseñado para ofrecer unos elevados niveles de confort y seguridad activa. Además, los modelos que monten las llantas de 17 y 18 pulgadas vendrán equipados de serie con un chasis “Sport” con una suspensión más deportiva y una dirección más directa. El sistema “APA II” de aparcamiento automático, o un novedoso detector de obstáculos en el ángulo muerto, basado en la tecnología de los ultrasonidos están disponibles para el Opel Adam. Tanto las ópticas delanteras como los pilotos traseros pueden solicitarse en tecnología LED.

La dirección asistida eléctrica EPS tiene un programa específico para circuito urbano que con tan sólo pulsar un botón, aumenta la asistencia a baja velocidad, facilitando las maniobras de aparcamiento.

Pequeño, vistoso y resultón.  El Opel Adam promete. Es el quinto en discordia si incluimos en la ecuación al coqueto Citroen DS3. A falta de un propulsor alimentado con gas natural, o una versión eléctrica con una buena autonomía, esperamos que las mecánicas que ofrece sean tan comedidas en el gasto de combustible como fascinante es su aspecto.

                 

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados