Dacia Duster

Dacia Duster

                  

Dacia se ha adueñado de ese recurso publicitario que hace unos años rezaba: “busque, compare y, si encuentra algo mejor, ¡cómprelo! Abonados a esa atractiva filosofía “Low-Cost” y a una imagen cada vez más contemporánea, la firma rumana se destapa con su primer “todocamino”, un “SUV” de líneas sugerentes que ha sido bautizado como “Duster” y que ya se comercializa en España desde unos competitivos 11.900 euros.

Vale, sus trazos conservadores se mantienen, pero estamos ante un vehículo más depurado que sus hermanos “Logan” y “Sandero”, en parte porque su estructura hereda algunos elementos de automóviles ‘Made in’ Renault y Nissan. Mide 4,3 metros de largo, desplegando una batalla de 2,6 metros, mientras que la parte baja del paragolpes cuenta con unas protecciones de plástico para evitar que la carrocería se dañe en terrenos no asfaltados.

Los ajustes y acabados del habitáculo han sido diseñados bajo el mismo corte que el “Stepway”, acomodando a cinco pasajeros con un volumen de carga de casi 480 litros. Es innegable que sus opciones multimedia todavía son algo limitadas, aunque por un módico precio se pueden añadir el volante multifunción y la radio con mp3 en las versiones con equipamiento “Laureate” y “Ambiance”.

El planteamiento mecánico inicial del “Duster” se compone de dos propulsores “dCi”, ambos con un cubicaje de 1.5 litros y con un promedio de consumo que no supera la barrera de los 5,5 litros cada 100 kilómetros recorridos. Montan un cambio manual de seis etapas y rinden 90 y 110 CV de fuerza respectivamente, pero sólo este último puede equipar la tracción integral, una cualidad también común a su única variante de gasolina. 

                  

Provista de un afinado motor de cuatro cilindros en línea y 1.6 litros, libera 105 CV de potencia, cuenta con idéntico número de engranajes en su transmisión y eleva sus cifras prestacionales hasta alcanzar los 160 km/h de velocidad punta. Eso sí, no se puede decir que continúe la senda “Down-Sizing” marcada por las alternativas diésel, pues gasta 8 litros y emite 185 gramos de co2 por kilómetro.

Su corrección en tramos llanos contrasta con la agilidad que demuestra para moverse sobre superficies embarradas. Se nota la ausencia de reductora, pero basta con pulsar el botón “auto” que hay situado en la consola central para disfrutar de todo el empuje que ofrece en zonas de difícil acceso.

Refuerza el prestigio de Dacia en el mercado europeo, mantiene su plus económico habitual y, ante todo, solapa sus mínimas carencias físicas con una capacidad ‘Off-Road’ impecable. Si tienes 40.000 euros, nuestro consejo es que te hagas con un “Land Cruiser”, pero en caso contrario quizá el “Duster” no sea una opción nada descabellada.

                   

 

 

 

Galerías Fotográficas:

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados