Audi A3 Cabrio 2013

Audi A3 Cabrio 2013

                   

Una nuevo de Audi A3 Cabrio va a desembarcar en breve en los concesionarios de medio mundo. Los precios aún son una incógnita, aunque es de suponer que no estarán lejos de los de la generación a la que sustituye. Sólo tenemos como referencia los 31.700 € que cuesta en Alemania de la versión de acceso a la gama, que está equipada con el conocido motor de gasolina 1.4 TFSI de 140 CV.

Se ha construido sobre la plataforma modular MQB, por lo que disminuye el peso y gana en tamaño, asemejándose más al A3 sedán que al modelo compacto, y acercándose en tamaño al Audi A5. Mide 4,42 m de longitud y el ancho roza los 1,8 metros. Con estos datos es de suponer que las plazas traseras crecerán en consecuencia.

Mantiene el diseño frontal del nuevo Audi A3 Sedán, y adopta también las  ópticas traseras. El marco del parabrisas es de aluminio pulido, como viene siendo habitual en la mayoría de los descapotables de la marca, y un resalte del mismo material bordea completamente el habitáculo. El voladizo trasero crece considerablemente frente al del anterior A3 Cabrio, ganando en elegancia, y por supuesto, en capacidad de maletero, que aumenta hasta unos más que aceptables 287 litros.

Se lanzará con los tres acabados habituales en el A3: “Attraction”, “Ambition” y “Ambiente”. Los detalles Premium saltan a la vista: al equipo de sonido opcional Bang & Olufsen se une la tapicería en cuero o Alcántara o una generosa pantalla de 7 pulgadas que se oculta en el salpicadero. Y estará disponible todo un arsenal multimedia que unido al sistema “MMI Navigation Plus” y a la conexión 4G de nuestro teléfono, servirá de conexión wi-fi para otros dispositivos. El acceso a Google Earth, Google Street View, servicios de tráfico e incluso nuestras cuentas de redes sociales está garantizado.

Hereda además todo el equipamiento tecnológico de sus hermanos mayores, como el reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de detección de objetos en el ángulo muerto, el asistente de cambio involuntario de carril, o el novedoso Audi Pre-Sense, que previene los alcances y mitiga su efecto en caso de producirse. Conseguir así las cinco estrellas en las pruebas de choque de EuroNCAP va a ser un mero trámite para el nuevo Audi A3 Cabrio.

                   

Pese a los continuos rumores de que iba a adoptar el techo metálico de su hermano el Volkswagen Eos, nada más lejos de la realidad, pues los ingenieros de Audi se han decantado por la siempre tradicional y elegante capota de lona. De esta manera, la zaga del coche no crece en altura desmesuradamente, por lo que bastan unas llantas de 19” y el kit deportivo “S Line” para disfrutar de un descapotable espectacular. Apenas necesita 18 segundos para plegarse y la maniobra puede realizarse en marcha siempre que no superemos los 50 km/h. Incorpora una luneta trasera de cristal, con las correspondientes resistencias para el desempañado, que puede sustituirse en opción por otra con mayor capacidad de aislamiento acústico. El deflector de viento se incluye de serie y además puede solicitarse un sistema de calefacción integrada en los reposacabezas delanteros.

Habrá cuatro mecánicas disponibles en el momento de su lanzamiento, dos de gasolina, de 140, y 180  CV, y dos de gasóleo con potencias de 110 y 150 CV. Y se prevé inminente la llegada del S3 Cabrio, un 2.0 TFSI con 300 contundentes caballos y un par motor máximo de 380 Nm. Estará asociado a una transmisión automática S-Tronic de 7 etapas y podrá pasar de 0 a 100 en tan sólo 5,4 s, con un comedido consumo medio homologado de 7,1 l/100 km. Por supuesto, equipará la eficaz tracción integral “Quattro”.  El esquema de suspensión es independiente en ambos ejes, de tipo McPherson en el tren delantero, y de paralelogramo deformable en el trasero.

El gasolina de menos potencia cuenta con un sistema de desactivación automática de cilindros, por lo que se atreve a firmar un consumo medio homologado de tan sólo 5,0 l/100 Km, sin por ello tener que renunciar a unas cifras de aceleración más que aceptables: alcanza los 100 km/h desde salida parada en 9,1 s. El 1.8 TFSI de 180 CV podrá solicitarse en opción con una transmisión automática de doble embrague S-Tronic con 7 relaciones. Es más que probable que en breve esta opción este disponible para otras mecánicas, así como la incorporación de la tracción integral “Quattro”.

Hay varias ayudas dinámicas a la conducción que pueden incluirse en Audi A3 Cabrio. El Audi Drive Select es una de ellas. Es el encargado de modificar el comportamiento del coche, variando la respuesta de elementos como motor, la caja de cambios, la asistencia de la dirección o el control de estabilidad. La suspensión adaptativa Audi Magentic Ride, o el chasis deportivo con suspensión específica también son opcionales.

                   

Elegante, “chic” y con un equipamiento fuera de serie. Así es el nuevo Audi A3 Cabrio, un caprichito al alcance de los puristas que ha dejado chafados a más de un amante de los techos duros retráctiles.

 

Galerías Fotográficas:

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados