Audi S1

Audi S1

                    

Tras el éxito de la serie limitada “A1 Quattro”, del que tan sólo  se fabricaron 333 unidades, la marca germana vuelve a vestir de sport a su modelo más compacto. El futuro S1 verá la luz antes del verano, y aunque queda lejos de los 260 CV de su antecesor, llevará todo un regimiento de caballería bajo su capó: exactamente 231.

Se pondrá a la venta en España desde 34.200 € para el modelo de 3 puertas y 34.930 para la de 5, denominada S1 Sportback. Está previsto que las primeras entregas se produzcan en el mes de junio.

El paragolpes delantero presenta un “look” mucho más agresivo, e incluye unas generosas tomas de aire.  Los faldones laterales son también específicos y cuenta con un difusor trasero aerodinámico que separa las dos salidas de escape dobles. El paquete exterior “Quattro”, que es opcional, incluye el espectacular alerón del techo. Los faros bi-xenon son de nuevo diseño, y los pilotos vienen en tecnología LED. 

En el habitáculo los asientos deportivos de serie pueden sustituirse en opción por otros tipo backet en los que el respaldo y el reposacabezas forman una sola pieza. El cuadro de instrumentos es exclusivo para este modelo, monta los tradicionales relojes “S” con fondo gris y la cubierta de los pedales de aluminio viene en acero pulido. El volante deportivo en cuero está achatado en su parte inferior y los elementos decorativos están acabados en negro, como las molduras de las toberas de ventilación, aunque opcionalmente puede elegirse otros colores.

                    

Su propulsor es el conocido 2.0 TFSI de cuatro cilindros, con inyección directa y sobrealimentación, asociado a una caja de cambios manual y la eficaz tracción integral “Quattro”. Pasa de 0 a 100 en apenas 5,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 250 Km/h.

La suspensión trasera se ha diseñado “ad hoc” para este modelo. Es de paralelogramo deformable en vez de brazos tirados unidos a un eje de torsión, ya que debe dar cabida al embrague multidisco Haldex que es el encargado de distribuir la tracción total. Está ubicado junto al diferencial trasero, que cuenta con un bloqueo electrónico con control selectivo de par en cada rueda. Los rodamientos del eje pivotante de la suspensión delantera han sufrido las pertinentes modificaciones para mejorar el giro. 

Los frenos presentan discos ventilados y perforados sobredimensionados, y en opción las pinzas pueden pedirse lacadas en rojo. En este caso, se sustituyen también las exclusivas llantas de serie de 17” por unas de 18”, pasando de calzar neumáticos 215/40 a montar unos más generosos de medidas 225/35. El reglaje de los muelles es bastante radical, y los amortiguadores empleados son de dureza variable con gestión electrónica. La dirección electromecánica se ha recalibrado para estar a la altura de este pequeño misil de vuelo rasante.

                            

No es un coche de coleccionista como el  “A1 Quattro”, pero es un hecho que podemos catalogarle como un vehículo de lo más exclusivo por lo extravagante de su precio, equipamiento y prestaciones, sólo al alcance  de unos pocos “caprichosos” que no dudarán en desembolsar 35.000 € más extras en un vehículo urbano con alma de deportivo.

  
 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados