Audi S3 Cabrio

Audi S3 Cabrio

                   

El descapotable más potente y deportivo de la gama A3 muestra sus garras. El S3  Cabrio llegara a principios de otoño a los concesionarios con un precio que arrancará en los 53.300 €.

Emplea la nueva plataforma MQB con la que certifica en báscula un peso de 1.620 kilos, repartido al 56/44 % delante/detrás. Mide 4,43 m de longitud, 1,79 de ancho y 1,39 de alto, 25 cm inferior a la del A3 Cabrio. El comportamiento dinámico del Audi S3 Cabrio es espectacular gracias a un soberbio chasis ajustado al milímetro, la tracción integral Quattro y un cambio secuencial de lo más efectivo. 

El diseño de su carrocería es más agresivo que el del resto de la gama. Presenta un pequeño spoiler en la tapa del maletero y una nueva defensa trasera que acoge las 4 salidas de escape y que incorpora un difusor gris platino. Los pilotos traseros son de LED, y tanto las taloneras como las llantas de aleación de 18” son específicas, aunque en opción existen otras de 19”. También son motivo de distinción la parrilla cromada con inserción en gris platino y barras transversales de aluminio.  Este material también está presente en las ventanillas y en el marco del parabrisas, siempre a juego con las carcasas de los retrovisores. Las tomas de aire, con rejillas de tipo panal y bordes muy pronunciados también se han realizado “ad hoc” para este modelo. 

Su capota de lona, disponible en tres colores, aísla perfectamente del exterior y apenas necesita 18 segundos para plegarse o desplegarse. Estas operaciones pueden realizarse en marcha siempre que no se superen los 50 Km/h. Los arcos de seguridad están ocultos tras los reposacabezas traseros y sólo se activan en caso de accidente. El maletero cubica 285 litros, aunque con la capota recogida se reduce en 40. La capacidad de carga puede ampliarse abatiendo el respaldo de los asientos traseros.

El color negro predomina en el habitáculo, homologado para 4 plazas, aunque el acceso a las traseras es algo justo. Como en todos los modelos de Audi, el manejo de los mandos de control es sencillo y la calidad de los materiales y acabados es muy alta. Las molduras decorativas y otros elementos presentan acabados en aluminio cepillado mate, y los asientos en tela y piel con costuras de contraste incluyen el anagrama “S3”. Opcionalmente podemos vestirlos de “cuero velvet” y alcántara, o de “cuero napa”. El cuadro de instrumentos desprende un “lok” marcadamente deportivo, con las esferas en gris y las escalas y números en blanco, a juego con las agujas. 

                   

El equipamiento de serie es muy abundante, destacando elementos como los faros de xenón plus con luz de marcha diurna en tecnología LED, los pedales y el reposa-píe en acero inoxidable, el climatizador confort o la alarma antirrobo. Son opcionales los asientos deportivos “S”, la calefacción en la zona del cuello, el volante achatado en su parte inferior y con levas para el cambio, el equipo de sonido Bang&Olufsen, los faros principales en tecnología LED o el MMI Touch. 

Su corazón es un poderoso motor 2.0 TFSI de cuatro cilindros, turboalimentado y con inyección directa, asociado a una transmisión automática S-Tronic de doble embrague y 7 velocidades. Cuenta con la friolera de 8 inyectores: cuatro para la inyección indirecta y otros 4 para la directa. La conexión de una u otra se gestiona electrónicamente en función de la demanda del acelerador. Las bielas, la culata y el cárter han sufrido pequeñas modificaciones. Entrega una potencia máxima de 300 CV  y su par motor es de 380 Nm. Tan sólo necesita 5,4 segundos para alcanzar los 100 Km/h desde salida parada, y su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 Km/h. Con estas cifras, es bastante comedido en los consumos: homologa 7,1 l/100 Km.

Equipa de serie el “Audi Drive Select”, que permiter seleccionar diferentes modos de conducción. El “Efficiency”, es el más ahorrador gracias a medidas tales como el desacoplamiento de la trasmisión, llamado conducción “a vela”. En el lado opuesto destaca el “Dynamic”, que saca el máximo partido del motor y de la caja de cambios, variando incluso el sonido que emiten los escapes. La suspensión ha sufrido las pertinentes modificaciones para adecuarla a este rabioso modelo. El poderoso equipo de frenos incluye discos de 340 mm en el tren delantero y las pinzas vienen lacadas en negro, aunque en opción pueden solicitarse rojas.

En el apartado de seguridad están disponibles prácticamente todos los sistemas habidos y por haber: reconocimiento de señales, Audi Pre Sense, asistente de ángulo muerto y de aparcamiento o control de crucero adaptativo,  entre otros.

                   

Nos encontramos ante un vehículo único en su especie, pues no hay ningún otro descapotable en su segmento con tracción integral que roce los 300 CV. La exclusividad está asegurada, y siempre y cuando no aparezca una versión RS, la potencia máxima garantizada, también.

 

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados