¿Sabías que del "Abarth 595 50 Aniversario" solo se fabricaron 299 unidades?

¿Sabías que del "Abarth 595 50 Aniversario" solo se fabricaron 299 unidades? 

                   

Hace apenas un par de años que el Abarth 595 cumplió 50 años desde su presentación en el Salón de Turín en septiembre de 1963. Se trataba de un deportivo de reducidas dimensiones que entregaba 27 CV y alcanzaba la escalofriante punta de 120 Km/h. La cifra 595 hacía referencia a la cilindrada de su motor. Y para conmemorarlo la marca ha sacado a la venta una edición limitada a 299 unidades que se presentó en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt. Está disponible tanto en versión cupé como descapotable con un precio a la altura de su exclusividad: roza los 36.000 €.

El Abarth 595 50 Aniversario luce los mismos colores que el modelo de 1963: detalles en rojo sobre una carrocería de color “blanco competición”. Incluye el logo histórico de la marca, el escorpión, y los gráficos originales, ambos hechos a mano. Las llantas “695 Gris Magnesio” de 17”  alojan un generoso equipo de frenos flotantes “Brembo” con discos de 305 mm y pinzas de 4 pistones. Son muy eficaces y aguantan bien la fatiga. Cuenta con un chasis deportivo que garantiza la diversión al volante, y viene arropado con una mecánica que entrega una potencia inédita hasta la fecha: 180 CV de pura adrenalina que le convierten en el 595 más poderoso jamás producido. 

El espíritu deportivo de la marca está presente en el habitáculo del Abarth 595 50 Aniversario. Los colores elegidos para los asientos deportivos Sabelt tipo “baquets”  y para el salpicadero, son un guiño al recuerdo, pues rememoran al 595 de los sesenta. Como cabe esperar, la comodidad y el confort de marcha no son prioritarios, aunque se hacen algunas concesiones como los faros bi-xenón o el navegador. 

                    

El motor es el conocido 1.4 T-Jet, y está asociado a la transmisión manual pilotada “Abarth Competizione” de 5 relaciones que no destaca precisamente por su suavidad de funcionamiento. Este tándem que ya se ha empleado en otros modelos de la marca como el 695 Tributo Ferrari y el 695 Edición Maserati.

La trazada está garantizada gracias a una suspensión deportiva equipada con unos amortiguadores específicos koni. La dirección eléctrica no es excesivamente directa, aunque goza de buen tacto. El escape, de tipo “Dual Mode”, viene equipado con un sistema de contrapresión variable “Record Monza”. Incorpora una válvula de presión con dos posiciones que hace las delicias de nuestros oídos cuando sobrepasamos las 3.000 vueltas.

                    

               
     

 

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados: