HomeSecciones (2)Noticias Breves¿Sabías que Audi presentó un Quattro Concept en el 30 aniversario de su primer vehículo con tracción Quattro?

¿Sabías que Audi presentó un Quattro Concept en el 30 aniversario de su primer vehículo con tracción Quattro?

¿Sabías que Audi presentó un Quattro Concept en el 30 aniversario de su primer vehículo con tracción Quattro?

                   

¿Sabías que el Salón del Automóvil de París de 2010 fue el escenario que la marca de Ingolstdat eligió para presentar un prototipo denominado Audi Quattro Concept?.

Coincidiendo con el 30 aniversario del nacimiento del primer vehículo de la marca con tracción integral, nos volvieron a sorprender con un “remake” actualizado del exitoso “Audi Quattro”. De hecho, al primer vistazo se apreciaba que era un diseño a caballo entre éste y el “Quattro 1984 Sport”, el legendario deportivo de la firma de los cuatro aros.

Medía 4,28 m de longitud, 1,86 de ancho y 1,33 de alto. Una distancia entre ejes reducida hasta 260 cm y un centro de gravedad más bajo aseguraan una impresionante agilidad y un agarre a toda prueba.

Su herencia genética, remarcando su condición de biplaza,  fue actualizada incorporando elementos como la nueva interpretación de la parrilla “Single Frame”. Estaba anclada en un agresivo frontal que contribuía a dar forma al aspecto poderoso y compacto del vehículo. Un generoso alerón integrado en el portón trasero, se desplegaba automáticamente para conseguir la carga aerodinámica necesaria. Las ópticas en tecnología LED cambiaban de ángulo, pasando de horizontal a vertical en función de la iluminación activada. Las llantas de 20 pulgadas vestían unos generosos neumáticos 275/30.

                   

Fue desarrollado sobre la plataforma del RS5 e incorporaba un 5 cilindros biturbo con inyección directa de 2.5 litros. Fabricado siguiendo el modelo ASF, el acero se sustituye por aluminio. Además, la fibra de carbono estaba presente en el portón trasero, ambos paragolpes, en el capó y en un sinfín de elementos aerodinámicos. De esta manera el peso que apenas rozaba los 1.300 kilos, 500 menos que el RS5 y 200 menos que el TT RS, de quien recibió la mecánica. Retoques en la electrónica, la admisión y el escape elevaron la potencia a 408 CV, consiguiendo unas prestaciones de escándalo: pasaba de 0 a 100 en tan sólo 3,9 segundos, obteniendo un par motor máximo de 480 Nm disponible entre 1.600 y 5.300 rpm, y su consumo medio se situaba en unos más que razonables 8,5 l/100 Km.

El interior sorprendía con un estilo casi minimalista. Vestido con carbono y cuero y la instrumentación era completamente digital, con una generosa pantalla que admitía dos configuraciones: “Normal”, dónde mostraba velocímetro y tacómetro, y “Sport”, con función carrera y que emulaba el cuadro del Audi Quattro de 1980.

Equipaba lógicamente la última evolución de la tracción integral “Quattro”. El Torsen fue sustituido por un diferencial central de corona que puedía distribuir el par independientemente en cada rueda. Aunque en condiciones normales el reparto de par era 40/60 entre los ejes anterior y posterior, en función de la adherencia del firme el tren trasero podía obtener hasta un 85% del par y el delantero hasta un 70%. Para mejorar la respuesta en curva equipaba un diferencial trasero deportivo procedente del S5. Los frenos eran cerámicos de alta resistencia a la fatiga.

                    

 

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados