HomeSecciones (2)Noticias ActualidadAudi A4 Allroad Quattro

Audi A4 Allroad Quattro

Audi A4 Allroad Quattro

                    

El pequeño del duo allroad es una versión del A4 de carrocería familiar adaptado como todo-camino. Tiene un aspecto exterior muy similar al del A6 Allroad, con infinidad de elementos protectores que le confieren un aspecto muy particular. 4 son las motorizaciones disponibles: el indestructible 2.0 TFSI de gasolina con 211 CV, y 3 mecánicas diesel de 143, 170 y 240 CV. Está a la venta desde 41.750 €, y viene de serie con tracción integral “Quattro”.

Aunque estéticamente es muy similar,  el Audi A4 Allroad Quattro no es tan sofisticado como su hermano mayor el A6 Allroad, pero se defiende bastante bien. Pese a no contar con la siempre útil suspensión neumática variable, podemos circular ocasionalmente fuera del asfalto siempre que seamos prudentes y no intentemos acometer caprichosas aventuras Off-Road fuera de lugar.

Su precio sube casi 2.000 € respecto al A4 Avant equivalente, pero por estética y ligeros retoque mecánicos y de suspensión puede llegar a merecer la pena. El coeficiente aerodinámico se ve penalizado y cae de 0,31 a 0,34. Mide 4,72 m de longitud y 1,84 de anchura, y su altura alcanza 1,5 m, presentando mínimas variaciones en las cotas respecto al modelo del que deriva, debido a las protecciones en los pasos de rueda y los paragolpes, y a las ruedas específicas y la suspensión de muelles helicoidales que dejan una altura libre al suelo de 18 cm. Unos protectores plásticos cubren la parte inferior de la carrocería para protegerla de roces de ramas y arbustos o pequeños impactos de piedras.

Como elementos específicos  de este modelo destacan las barras portaequipajes del techo, la parrilla delantera con láminas verticales cromadas y las llantas de siete radios en 17”. Las 2 versiones diesel de 143 y 170 CV tienen un escape doble situado a la izquierda del faldón trasero, mientras que las 2 mecánicas más potentes, el 2.0 TFSI de 211 CV y el 3.0 TDI de 240 CV y 500 Nm de par motor, cuentan con dos salidas de escape opuestas. Todos los propulsores incorporan inyección directa y turbocompresor.

                    

La tracción integral permanente está presente en todas las versiones gracias a un diferencial central Torsen que envía el 60% de la potencia  al tren trasero y el resto al eje delantero, siempre que con buena adherencia y circulando en línea recta. En función de las condiciones climatológicas y el tipo de terreno, estas proporciones pueden aumentar o disminuir hasta en un 25%. El control de estabilidad detecta automáticamente el tipo de terreno por el que conducimos, y cuando estamos fuera del asfalto permite un mayor deslizamiento de las ruedas.

El motor de gasolina entrega un par motor de 350 Nm y está asociado a una transmisión automática S-Tronic de doble embrague con 7 etapas, opcional en la versión de gasóleo más vitaminada. Destaca por su rapidez y suavidad en los cambios de marcha, y por su efectividad en maniobras a muy lentas. El resto de versiones cuentan con una caja de cambios manual de 6 velocidades. Para mejorar los consumos, cuenta con un  sistema de parada y arranque automático muy eficaz, y un alternador que utiliza la energía generada en las desaceleraciones y las frenadas para recargar la batería.  El ordenador de viaje también aporta su granito de arena, con recomendaciones en la pantalla del fis para circular la relación de cambio más adecuada.

La versión más equilibrada en cuanto a precio y prestaciones parece ser la que incorpora el motor 2.0 TDI de 170 CV. Alcanza una velocidad punta de 213 km/h, pasa de 0 a 100 en 8,9 s y el consumo medio homologado se cifra en 6,4 l/100 km.

                      

No existen diferencias notables en el habitáculo salvo la tela exclusiva que tapiza los asientos o la inscripción “Quattro” en el salpicadero. Presente también en las molduras de las puertas. El maletero es idéntico, con una capacidad de 490 l. Como opción destacan la tapicería en cuero, el sistema de navegación, el techo panorámico o los faros de xenón con luces de marcha diurna en tecnología LED. Se puede solicitar la incorporación de sistemas de seguridad como la alerta por cambio involuntario de carril, el programador de velocidad con función de frenado o el detector de obstáculos en el ángulo muerto.

Existe un paquete exterior para personalizar el Audi A4 Allroad Quattro, que incluye las barras del techo y los marcos de las ventanillas cromados, las molduras de las taloneras en acero inoxidable, y las molduras plásticas protectoras pintadas igual que la carrocería o en 7 colores de contraste a elegir. Además, cuenta con una pintura exclusivo para esta versión: el “azul Strato”.

El coche llama la atención y cuenta con toda la tecnología punta que Audi ha derrochado en el A4 Avant, pero sus habilidades fuera del asfalto están muy limitadas y hay opciones mucho más adecuadas para este tipo de conducción dentro de la propia marca, sin ir más lejos el A6 Allroad, el Q7 o incluso el Q5. Claro que si no te alcanza el presupuesto y quieres un coche resultón, no te lo pienses. Esta es una excelente elección.

 

Galerías Fotográficas:

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados