Citroen DS5 Hybrid4

Citroen DS5 Hybrid4

                  

El primer vehículo híbrido de Citröen pronto circulará por las carreteras españolas. Con la carrocería y el equipamiento propios de la familia DS, promete unas prestaciones y unos consumos fuera de serie. Diseño, refinamiento y comodidad son las características más destacadas de este automóvil.

Su nombre es DS5 Hybrid4, y ofrece un rendimiento fuera de serie gracias a la excelente combinación de mecánicas que incorpora. Mide 4,53 m de largo, está homologado para 5 ocupantes y pese al tamaño y peso de las baterías y la reducción de volumen del maletero, que cae hasta los 325 l, la habitabilidad es bastante buena. Se mueve con soltura en circuito urbano carretera y autopista, con un tacto y un comportamiento dinámico más propio de vehículos de segmentos superiores, pudiendo convertirse en una alternativa novedosa a las berlinas alemanas del segmento “Premium”.

Aunque el chasis proviene del Citröen C4, con vías más anchas para potenciar la estabilidad y el comportamiento dinámico, comparte mecánica con el Peugeot 3008 Hybrid4. Un propulsor turbo-diesel 2.0 HDi  de 163 CV se aloja en la parte delantera. Bajo el piso del maletero se esconde un motor eléctrico que pasa de 27 a 37 CV de potencia al acelerar a fondo o seleccionar el modo sport. El arranque es eléctrico y el motor térmico no se activa hasta que se produce una aceleración normal. Si circulamos a punta de acelerador, podremos desplazarnos en modo eléctrico hasta que la batería registre el nivel de carga mínima admisible. En ese momento entra en funcionamiento el propulsor diesel y aunque ambas mecánicas siguen funcionando, el motor eléctrico dedicará parte de su potencia para recargarlas, aprovechando también la energía procedente de los procesos de frenado y las desaceleraciones. El sonido es imperceptible y cuando el HDi comienza a funcionar, el silencio se convierte en rumor, ya que el aislamiento de la mecánica diesel es casi perfecto.

En ciudad se circula en modo eléctrico o mixto, en función del tráfico y la carga de la batería, con unos consumos cercanos a los 5 l, ya que el motor térmico no funciona al desacelerar, frenar o arrancar suavemente, por lo que la mitad del tiempo no está encendido. Si circulamos en carretera, ambos propulsores funcionan al unísono hasta rebasar los 120 km/h, que es el momento en el que el motor eléctrico se desacopla. El consumo a 90 km/h ronda los 5,5 l, pero con frecuentes cambios de ritmo en la conducción o a una velocidad superior a los 130 km/h, el consumo puede dispararse por encima de los 8 l/100 km.

                  

Hay cuatro programas de conducción disponibles: “Auto”, que es el modo más ahorrador, con consumos de 3,8 l/100 km, aunque la respuesta del coche es un poco lenta. En modo “Sport” se consiguen los 200 CV que promete la marca, con una suma de pares de 450 Nm. La respuesta del acelerador es más contundente y los cambios de marcha se realizan con mayor rapidez. Se consigue el 0 a 100 en 8,6 s y se alcanza una velocidad punta de 211 km/h. Si seleccionamos la posición “4WD”, el motor eléctrico funciona de forma continua, por lo que disponemos de tracción integral, muy útil para superar obstáculos puntuales como una pendiente nevada. Cuando la energía de las baterías se agota, el conjunto alternador-motor de arranque, que también se ocupa de la función “stop & start”,  envía sus 11 CV de potencia al propulsor eléctrico, aunque la eficacia de la tracción integral deja mucho que desear. El modo “ZEV” o cero emisiones permite circular en modo eléctrico durante 3 o 4 km, pero gracias a su nula contaminación acústica y ambiental, resulta muy  oportuno para circular en áreas residenciales o aparcamientos subterráneos. Cuenta con un cambio manual automatizado de 6 relaciones que puede manejarse en modo automático o secuencial gracias a las levas del volante. La dirección es rápida y eficaz y los frenos son potentes y con buena resistencia a la fatiga.

El equipamiento de serie está a la altura de lo esperado para la lujosa familia DS. El escalón de acceso cuenta con techo solar con 3 ventanas, climatizador bi-zona, llantas de aleación, navegador, cámara de aparcamiento trasera, sistema de manos libres con conexión “Bluetooth”, equipo de sonido Hi-fi con puerto USB, o asientos delanteros eléctricos, calefactables y con función masaje. En el apartado de seguridad la dotación de serie destaca por los seis airbags que incorpora, el control de estabilidad ESP, el sistema “HUD” de información con proyección en parabrisas o los faros bi-xenón direccionales.

El Citröen DS5 Hybrid4 es un modelo muy peculiar en cuanto a aspecto y propulsión, que cuenta con un equipamiento fuera de serie. Si a esto le sumamos la tracción integral permanente, unos consumos muy contenidos y un par motor más que contundente, solo podemos plantear una pega: el precio.

        

 

Galerías Fotográficas:

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados