BMW Serie 1 Cabrio

BMW Serie 1 Cabrio

                    

Desde su lanzamiento en 2008 y con algo menos de dos años de vida útil hasta la aparición de la segunda generación en 2013, el Audi A1 Cabrio maquilla su aspecto tanto en el exterior como en el interior, aprovechando la ocasión para introducir eficaces modificaciones mecánicas y elevar el nivel de equipamiento.

Aumenta la gama de colores disponibles para la carrocería y se añaden llantas de aleación de nuevo cuño en 17 0 18 pulgadas, con distintas medidas para cada eje, resaltando el carácter deportivo de este compacto de tracción trasera. Ambas defensas y los faldones laterales han sido rediseñados para optimizar el comportamiento dinámico. El paragolpes delantero es más prominente e incorpora una nueva malla interior tras la toma de aire central, que resalta gracias a un fino listón negro que la bordea. Las entradas de aire de los extremos están canalizadas hacia la cara interna de los pasos de rueda, donde el aire sale a gran velocidad sobre el neumático formando una película que reduce las turbulencias y la resistencia aerodinámica.

Tanto las ópticas delanteras como las traseras son de nuevo diseño. Los faros delanteros incorporan una franja semi-transparente en la parte superior, y en combinación con las luces bi-xenón pueden presentar diodos electroluminiscentes para la luz de marcha diurna en los anillos de los proyectores. Los pilotos traseros, en forma de “L” también incorporan diodos LED para las los intermitentes y las luces de posición y de freno, éstas últimas adaptativas. Se encienden en función de la fuerza de frenado, y en caso de frenadas de emergencia, lo hacen en dos etapas. Un pequeño spoiler corona la tapa del maletero.

El bastidor es ahora más eficiente y deportivo, gracias a las mejoras mecánicas y electrónicas que recibe. Cuenta con un novedoso sistema de suspensiones que adopta un tren delantero de aluminio con esquema de doble pivote y una suspensión trasera independiente de acero ligero con 5 brazos. El control de estabilidad y el control dinámico de tracción son de serie en todas las variantes. Ayudan a evitar la pérdida de control del vehículo pero sin actuar de forma intrusiva, permitiendo una conducción más deportiva y enérgica. Ambos se pueden desconectar desde un pulsador situado en el salpicadero. 

El sistema de climatización cuenta con una serie de sensores que reaccionan a la temperatura exterior y a la incidencia de los rayos solares para programar la ventilación más adecuada. La capota de lona se pliega en tan sólo 22 segundos, circulando a una velocidad máxima de 30 km/h. Hay nueve colores opcionales con sobreprecio, y existe un deflector de viento para reducir las turbulencias en el habitáculo. 

                    

Equipa un sistema de sensores que cuando detectan inclinaciones peligrosas de la carrocería, despliegan en milisegundos dos barras antivuelco a la vez que tensan los cinturones de seguridad. Todos los asientos cuentan con reposacabezas activos y los pedales del conductor se repliegan automáticamente en caso de colisión frontal. 

Está disponible una nueva gama de tapicerías en tela y cuero de alta calidad, con un tratamiento especial para rebotar el calor generado por los rayos del sol cuando estacionamos el coche descapotado. Los cromados y las inserciones interiores son de nuevo diseño, con gran variedad de acabados y colores a elegir. Son opcionales el BMW “Connected Drive”, que permite el uso de móviles y dispositivos de audio o el sistema de control por voz, muy útil para controlar la agenda del teléfono o la biblioteca de música.

También en opción y sólo para la mecánica más vitaminada, el 135i Cabrio, se puede montar la dirección activa con desmultiplicación  variable. Incorpora una mecánica de 3 litros y 6 cilindros turboalimentada que entrega 306 cv con un par máximo de 400 Nm entre las 1.200 y las 5.000 rpm. Pasa de 0 a 100 en 5,4 s, 5,3 si monta la transmisión automática DCT de doble embrague y siete relaciones. La velocidad está limitada electrónicamente a 250 km/h.  Cuenta con un kit aerodinámico “M” exclusivo para esta versión, con un segundo spoiler en la parte trasera que proporciona una mayor carga aerodinámica a altas velocidades en el eje de propulsión. 

El paquete deportivo “M”, incorpora un tren de rodaje deportivo con mejor tracción y menor balanceo de la carrocería gracias a una suspensión de tarado más firme. Cuenta con un equipo de frenos de alto rendimiento, con pinzas delanteras de seis pistones y traseras de dos.  Incluye elementos del programa de personalización BMW Individual, como el volante deportivo, con levas para las versiones automáticas, los asientos deportivos, el techo en antracita o las molduras de los pasos de puerta con acabado en brillo. 

La gama de motores es muy amplia, con 4 mecánicas diesel de 116, 143, 177 y 204 CV y 5 de gasolina que arrancan en el 116i de 122 CV y terminan, hasta que aparezca la versión m, en el 135i de 306 cv. Todas incorporan el paquete “BMW Efficient Dynamics”, que incluye sistema de arranque y parada automático “Start&Stop” e indicador de cambio de marcha.

                      

Si como buen purista te gustan los descapotables con  techo de lona, y el diseño es un aspecto muy importante a la hora de elegir un coche, estás de suerte. El BMW Serie 1 tiene todo lo que necesitas: potencia estilo y diversión a raudales.

 

Galerías Fotográficas:

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

 

Hace falta ser usuario registrado para publicar comentarios

Acceso Usuarios Registrados